Inicio

Poema, novela, filme, virus

30 julio 2020 –

Por: Arturo Guerrero, Socio del CPB – El Colombiano –

Esperando los picos de la pandemia, así anda el mundo. Va para medio año la ferocidad del coronavirus acorralando a los vivos y despachando furtivo a los muertos. Los que temen tratan de adivinar el mordisco odioso.

Esta vigilancia no es nueva. La previeron con metáforas la novela, la poesía y el cine, en sucesión de títulos que concierne a Colombia. Obras que cuentan una espera abrumadora. Una de ellas es la espera dentro de una espera. Iba a estrenarse cuando comenzó la espera del virus y debió guardarse para después de que se despeje esta espera intrusa.

Es la película “Esperando a los bárbaros”, dirigida por Ciro Guerra. Se estrenó en un festival extranjero pero no se ha visto en el país. Para presagiar su tema hay que remitirse a la novela homónima en que se basó. La escribió hace cuarenta años el Nobel de Literatura sudafricano J. M. Coetzee. Es un filme en alerta, fundado en un libro al acecho.

En una aldea fortificada, última frontera colonial del Imperio, la población y el ejército de ocupación aguardan el asalto inminente de los bárbaros. Estos son habitantes originales, desplazados de los campos hacia las montañas. Son tribus unificadas y armadas, gente holgazana, inmoral, sucia, estúpida. Habrá guerra.

“Toda la noche, según se dice, los bárbaros merodean, dedicados al asesinato y la rapiña. En sus sueños, los niños ven que se abren las persianas y asoman feroces rostros de bárbaros”, narra Coetzee. “Pueden desangrarnos en nuestra propia casa”, precisa. Rumores y suposiciones inflan el monstruo.

La ficción toma inspiración y copia el nombre de un célebre poema de comienzos del XX. Lo escribió el griego, nacido en Egipto, Constantino Cavafis. “Es que hoy llegan los Bárbaros”, reiteran los habitantes reunidos en la plaza, a las preguntas que ellos mismos se hacen en medio de un manifiesto entusiasmo.

“¿Y por qué vuelven todos a casa con aire sombrío?”, replica el poeta. “Es que ha caído la noche y no llegan los Bárbaros./ Gente venida de la frontera/ lo afirma: ya no existen los Bárbaros”.

¿Llegan o no llegan los bárbaros? ¿Son gentuza o son una esperanza? ¿Existen realmente los bárbaros? Todos esperan, o a los bárbaros o al pico de la infección. ¿Alguien sabe la fecha de este pico? ¿Logrará la sociedad ser mejor, luego de que se marche el contagio? ¿Cuál es la real naturaleza del coronavirus? .

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *