Inicio

Los lectores reclaman a los periodistas que profundicen más en las noticias, según un estudio

5 Noviembre 2019.

Foto: Pixabay.

Tomado de: Laboratorio de Periodismo.

Un estudio del Center for Media Engagement de la Universidad de Austin sobre la percepción que los lectores tienen de las noticias concluye que una de las principales carencias de los medios es la falta de profundización, ser capaces de llegar al nivel de detalle y contextualización que los lectores consideran mínimo para conocer todos los matices de una historia.

Asimismo, la investigación detecta otros tres problemas a la luz de las opiniones de los lectores participantes en la encuesta.

  • Los periodistas deberían explicar la terminología que usan.
  • Los periodistas o los medios deberían aclarar por qué ciertas fuentes se incluyeron en las historias y otras se excluyeron.
  • Debe evitarse lo que los lectores perciben como una representación sesgada por parte de los periodistas.

El estudio trata de ayudar a las redacciones sobre cómo pueden generar más confianza, conociendo con más detalle las preocupaciones comunes de los lectores.

Los grupos focales

La investigación se llevó a cabo con la participación de cinco grupos focales en Texas. Un total de 26 participantes discutieron sus dudas relacionadas con tres noticias. Los participantes eran diversos en términos de género, edad, raza, ocupación, educación y creencias políticas. La mayoría lee noticias con frecuencia, pero aproximadamente un tercio de los participantes lee noticias a veces o raramente.

En los cinco grupos, se presentaron a los participantes tres artículos elegidos de tres medios de comunicación: un periódico local y dos periódicos con una audiencia nacional. “Buscamos historias que tenían interés general y que seguían estándares periodísticos comunes pero que también podían generar preguntas de los lectores”, apunta el estudio. Intentaron evitar los temas políticos más polarizadores del día, como el control de armas y la inmigración.

Los artículos fueron presentados en este orden:

  • Una historia en un periódico local sobre un accidente mortal de autobús en el que el conductor del autobús puede que estuviera bajo el efecto de las drogas.
  • Una historia en un periódico con alcance nacional sobre la recuperación de la confianza del Banco Wells Fargo después de una serie de escándalos financieros.
  • Una historia en un periódico con alcance nacional sobre California y su debate sobre la posibilidad de abandonar la pena de muerte.

Después de leer las historias, los participantes hicieron preguntas que se clasificaron en cuatro categorías.

Profundizar más en las noticias y contextualizar

Los participantes en los cinco grupos focales cuestionaron con frecuencia por qué los periodistas no profundizaron en las historias. Se quedaron con la sensación de que el reoportaje parecía inacabado o superficial. Muchos participantes querían que el reportero fuera más allá de la propia noticia en sí. Por ejemplo, después de leer una historia sobre Wells Fargo tratando de recuperar la confianza del cliente después de una serie de escándalos, varios participantes sintieron que la historia no investigó suficientemente los escándalos ni los vinculó a una red más amplia de eventos similares.

“El artículo trata sobre Wells Fargo publicando su informe interno y lo que Wells Fargo quiere que sepas es lo que están haciendo para mejorar las cosas sin profundizar en esto, si esto realmente va a suceder, o cuáles fueron los problemas reales”, preguntó Oscar, de 50 años, gerente de proyectos.

Un comentario de Liz, de 52 años, una trabajadora de un almacén minorista, captura el sentimiento de varios participantes: “Deberían desarmarlos. Deberían ir tras ellos como Garganta Profunda en Watergate”.

La conclusión general es que las redacciones deberían intentar explorar completamente todos los aspectos de la historia. Esto podría incluir explicar la información de fondo, proporcionar un contexto más allá de los hechos recientes e investigar más a fondo siempre que sea posible.

Explicar la terminología y procesos

Los participantes también querían que los periodistas tradujeran la jerga y explicaran con más detalle los procedimientos mencionados en la historia.

Después de leer la historia sobre el accidente de autobús, los participantes querían saber por qué el conductor del autobús no fue arrestado. La noticia informaba que una orden de allanamiento de la policía indicaba que podría haber sufrido daños mientras conducía, pero que no había sido acusado de ningún delito. Los participantes querían más explicaciones de los procedimientos policiales en esta historia.

Claire, de 49 años, abogada, ponía el acento en la necesidad de explicar la jerga después de leer la historia sobre Wells Fargo. “Y el siguiente párrafo habla de un ‘golpe regulatorio’. Creo que es un término interno. Esa no es una palabra, ese no es un término con el que estoy familiarizada. Entonces es un problema ”, dijo.

¿Por qué incluyó / no incluyó esta fuente?

Los participantes también cuestionaron con frecuencia las decisiones de los periodistas de incluir o excluir voces específicas. A veces sentían que las personas citadas en la historia parecían irrelevantes, mientras que se dejaban de lado las voces más críticas.

Después de leer el artículo sobre la pena de muerte, Toni, de 58 años, preguntó por qué el periódico incluía una cita del Papa Francisco: “Al final, simplemente apareciendo” en el artículo. “¿Eso es relevante”, se preguntaba.

Los participantes también expresaron su preocupación por la falta de inclusión de lo que percibían como voces importantes. Por ejemplo, en la historia del autobús, los participantes no entendieron por qué no se citaron testigos presenciales del accidente. “Dice que (el conductor del autobús) reaccionó a las advertencias de los pasajeros, pero ¿por qué no hablan con los pasajeros? Me gustaría escuchar una cita de los pasajeros reales que estaban allí “, dijo Trudy, de 48 años.

Además, esta falta de inclusión se asociaba comúnmente con un desequilibrio percibido en el informe que a veces suscitó sospechas. En la historia sobre Wells Fargo, por ejemplo, los lectores se preguntaban por qué no se citaba a los clientes del banco.

“Me pregunto sobre la relación entre el reportero y el banco Wells Fargo, porque una cosa que noté es que aquí no hay absolutamente ninguna cita de nadie fuera del sistema de Wells Fargo. Como si no hubiera citas de los clientes ”, dijo Preston, un estudiante universitario de 22 años.

“Es importante que las redacciones incluyan una variedad de voces en la historia y, quizás lo más importante, expliquen por qué se eligieron ciertas voces y por qué otras quedaron fuera o no estaban disponibles”, sugiere el informe.

¿Esto es parcial?

En términos más generales, los participantes hicieron preguntas sobre lo que percibieron como sesgo en las historias. Estas preguntas se centraron en las motivaciones de los periodistas, la posible afiliación con el tema de la historia y el ángulo general. 

Algunos participantes sintieron que la historia sobre Wells Fargo era unilateral porque se enfocaba demasiado en cómo había mejorado el banco, y no daba ninguna perspectiva externa.

Para protegerse contra el sesgo percibido, las redacciones, indica el informe, “deben considerar proporcionar una declaración de independencia, indicando la falta de relación con las fuentes de la historia”.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *