Inicio

La valiosa tarea de los 24 prejurados del Premio CPB 2020

24 febrero 2020 –

Por: Comunicaciones CPB –

Todos los años entre el inicio de la Novena, 16 de diciembre,  y el puente de Reyes Magos, y mientras la gran mayoría de los colombianos se encuentran disfrutando de estas festividades, un grupo de consagrados periodistas, socios del Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB),  están dedicados a leer, ver y escuchar los mejores trabajos presentados por cientos de periodistas de todo el país, que aspiraban obtener la anhelada estatuilla de El Sacrificado, símbolo de los Premios CPB.

Es el llamado pre jurado de los Premios CPB, que se divide en equipos para las once categorías en prensa, radio, televisión, medios virtuales, tesis de pre grado, opinión, caricatura, fotografía, mejor trabajo de corresponsal, mejor trabajo de cámara y mejor libro escrito por un periodista.

“Dejarle toda la tarea al jurado de evaluar 502 postulaciones, presentadas por 1055 periodistas, algunas extensas, como son las de televisión y las de radio, resultaría demasiado dispendioso. Por el factor tiempo, y por consideración con el jurado, se cuenta con la generosidad de un pre jurado que hace el tamiz de todos los trabajos, de forma tal que al jurado le llegue lo mejor de lo mejor de la producción periodística que participa y que proviene  de medios de referencia y emergentes, en diversos formatos y plataformas, con preponderancia en soportes y lenguajes digitales, lo cual confirma la potente y acelerada inmersión del periodismo colombiano en las actuales tendencias de la comunicación global”, explicó Gloria Vallejo, presidente del CPB.

EL PREJURADO 2020

El Pre jurado de la versión del Premio CPB  2020 estuvo a cargo de 24 destacados periodistas, la gran mayoría socios del CPB: Gustavo Castro Caycedo, Arturo Guerrero, Athala Morris,  Claudio Ochoa, Javier Baena, Luis Jaime Acosta, Norberto Patarroyo, Tulio Pizarro, David Cañón, Alfonso Morillo, Francisco Javier Díaz, Jorge Sánchez, Yeiver Rivera, Guillermo Camacho, Vespasiano Jaramillo, Germán Mejía, Elker Buitrago, Camilo Tovar, Héctor Téllez, Luis Alexander Castro, Jesús Valencia y Teodoro Gómez. De igual forma dos grandes colegas y amigos del CPB, el columnista  y diplomático Germán Manga y el escritor y periodista Carlos Gustavo Álvarez.

UNA REVISIÓN MINUCIOSA

En el Encuentro entre pre jurado y jurado celebrado a mediados de enero en la sede  del CPB, el primero entregó al segundo un informe donde sustentaba por qué seleccionó cada uno de los trabajos que pasaban a consideración y decisión del jurado y las calificaciones obtenidas.

Durante más de dos semanas Claudio Ochoa canceló reuniones con amigos, sus caminatas y sus encuentros periodísticos por estar dedicado a la lectura de los trabajos que le fueron asignados. “Es una de las grandes responsabilidades que he tenido en mi carrera profesional”, comenta ahora el ex jefe de redacción de La República.

 “Antes de entrar a revisar los trabajos y a pesar de mi experiencia en televisión, consulté con varios colegas periodistas, productores de televisión, camarógrafos y fotógrafos, que me permitieran tener más clara la valoración y llegué a la conclusión que la imagen debía tener técnica, estética, acompañamiento y contribución a entender más cada historia periodística”, apuntó, por ejemplo, Germán Mejía Pinto.

“No obstante que calificar los méritos que puedan tener los trabajos postulados es un asunto de subjetividad, muy respetuosamente cito los siguientes, como aquellos esfuerzos que pudieran ser tenidos en cuenta por el jurado del Premio de Periodismo CPB 2020 en el rubro de Corresponsal”, redactó Camilo Tovar.

Una de las labores de mayor ocupación fue la lectura de libros redactados por periodistas.

LECTURAS SEGUIDAS

“Me entregaron –contó el columnista y periodista Arturo Guerrero– “1989”, María Elvira Samper, Planeta; “Cien sonetos nacionales”, Daniel Samper Ospina, Planeta; “Qué diablos hacen los influencers”, Linda Patiño, Intermedio; “Decidí contarlo”, Guillermo Perry e Isabel López Giraldo, Penguin Debate; “Llegar a la cima. Un perfil íntimo de Nairo Quintana”, José Ángel Báez, Planeta; “Los mejores técnicos del fútbol colombiano”, José Orlando Ascencio, Intermedio; “Galán. La crónica de otra muerte anunciada”, Javier Forero, Daniel Valero, Intermedio”.

HORAS FRENTE AL TELEVISOR

“El 24 de diciembre de 2019 recibí de la parte tuya (Gloria Vallejo) una comunicación en la cual además del agradecimiento por aceptar mi designación como pre jurado del Premio Nacional de Periodismo CPB 2020, adjuntaste un DVD que incluye 20 postulaciones correspondientes a la categoría MEDIOS VIRTUALES, de las cuales debo seleccionar los TRES mejores trabajos y enumerarlos de mayor a menor importancia. Cabe destacar en la revisión que realicé, que los trabajos recibidos por mi consignados en un listado con los números 61 al 80 tenían una muy buena calidad periodística y alto sentido social y cultural”, apuntó Guillermo Camacho Cabrera.

ANÁLISIS LITERARIO

“En el periodismo literario de la década de los sesenta la verdad de los escritores y de los periodistas entró en la crisis del periodismo que se hizo literario, narrativo o híbrido (del griego hybris ὕβρις, mezcla), por presentar con  desmesura la verdad, al estilo de los escritores Dostoievski, Flaubert y Zola, que simularon o mimetizaron realidades (mímesis (μίμησις) imitación), o crearon realidades (del griego poiésis ποίησις, creación)”, explicó el catedrático y estudioso del idioma Teodoro Gómez.

“El periodismo y la literatura unieron lo fáctico y lo ficticio, lo objetivo y lo subjetivo poniendo en juego la categoría de la (alétheia ἀλήθεια, la verdad), o el hecho verdadero (Verum factum), percibido por el hombre racional en la construcción de sus ideas y del lenguaje que da sentido a lo sucedido en las circunstancias espacio-temporales, como lo presenta la tesis en la actual tendencia de la inteligencia emocional”, agregó el profesor.

“En nombre de la Junta Directiva del CPB agradecemos esta contribución de tanta importancia para la agremiación, para el Premio CPB 2020 y para el  periodismo colombiano, hoy más vivo que nunca, más importante, más efectivo”, concluyó Gloria Vallejo.

 

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *