Inicio

La irresponsable estigmatización de un periodista

10 Septiembre 2019.

Foto: Pixabay.

Tomado de: El Espectador.

El candidato a la Alcaldía de Cúcuta por el Centro Democrático, Iván Gélvez, está poniendo en riesgo de manera irresponsable la vida del periodista Jhon Jairo Jácome, de La Opinión. Sus declaraciones recientes no son solo una traición a la promesa hecha por su partido y por su líder natural, el presidente Iván Duque, sino que evocan las peores épocas del país en las que un líder permitía, con sus palabras, que actores armados ilegales tomaran acciones en contra de sus enemigos. Es urgente una retractación pública y que los cucuteños castiguen este tipo de amenazas veladas.

En un evento de Colombia 2020 de El Espectador, que se realizó el pasado 15 de agosto en Cúcuta, Jácome hizo una pregunta perfectamente razonable. Ante Jorge Iván Laverde, un paramilitar desmovilizado conocido como el Iguano, le preguntó si una empresa de Gélvez había ayudado a financiar los grupos ilegales en la región. En su respuesta, Laverde no solo no negó la relación de Gélvez, sino que además habló de cómo varios empresarios de la región ayudaron a los paramilitares, incluyendo una empresa relacionada con otro candidato a la Alcaldía: Hernando Acevedo.

Tan pronto pudo, Gélvez se fue lanza en ristre, pero no contra Laverde, sino en contra del periodista. Dijo que “no hace una pregunta ni un proceso periodístico”, sino que sesga la respuesta, y agrega que Jácome “ha pertenecido y parece vocero de las Farc”.

Por supuesto que Gélvez no aporta ninguna prueba para sustentar sus temerarias acusaciones: no las tiene porque no existen. Su interés no es la verdad, sino destruir al periodismo que está haciendo su tarea de vigilar al poder y encontrar la verdad. Sobre eso, además, no deja de ser curioso que el candidato a la Alcaldía se sienta en una posición adecuada para decir qué es y qué no es periodismo. Es fácil entender que para el candidato del Centro Democrático, periodismo es lo que sea que no le estorbe en su carrera a la Alcaldía.

Como explicó Arturo Charria en El Espectador, decir que Jácome es vocero de las Farc es “una amenaza de muerte para el periodismo investigativo en la región, ya que en esta parte del país la paz no se ha vivido y por el contrario operan impunemente el Eln, los Pelusos, las disidencias de las Farc y los Rastrojos”.

Justo el sábado el país lamentó el asesinato de Hernando Orley García Vásquez, candidato del Centro Democrático a la Alcaldía de Toledo (Antioquia). Con él ya son seis los aspirantes a puestos de elección popular que han sido asesinados en esta campaña. La estigmatización y la violencia son evidentes, no respetan ideologías y van de lado a lado, cobrando víctimas y creando desazón entre los colombianos. Por eso mismo, es descorazonador ver a Gélvez jugar con entusiasmo a difundir la estigmatización en contra de un periodista.

Nos sumamos al llamado de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) para que se proteja la vida e integridad personal de Jácome y sus personas cercanas. También exigimos una retractación por parte del candidato. Cúcuta, Norte de Santander y Colombia entera necesitan una prensa libre, sin amenazas ni estigmatización.

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *