Inicio

Cumplir lo prometido

30 julio 2020 –

Por: Juan Á Castellanos, Socios del CPB – El Nuevo Siglo –

El país tiene portafolio de intenciones y promesas suficientes para mostrar resultados tangibles a final del año. Así el Gobierno Nacional, si de verdad cumple, atribuirá lo logrado, al interés y disciplina, para seguirle la pista a dineros girados para la comunidad.

Así se confirmó que los Ingresos Solidarios a pequeños y medianos empresarios prometidos en días recientes, fueron consignados, con base en los registros bancarios radicados por las- Mipymes – irán hasta 2021.                     

Al ratificar batalla contra el virus y su desastre contaminante, en la ciudadanía hay quienes creen, pero otros dudan, cuando se exagera una voz de Gobierno, mostrando gestión.

El foco de intenciones oficiales y privadas tiene en aguas económicas del país, un barco de constructores, que cruje con inversiones, proyectos y obras en marcha: El Regiotram de Occidente, empezó construcción que irá de Facatativá – Cund, a la Calle 24 con Av. Caracas en Bogotá.

Y en breve se inician dos obras con igual perfil: ampliación del Aeropuerto El Dorado, en sentido- sur occidente, e inicio de la remodelación del terminal de Pereira.

Este- Enfoque- espera que la Pánico-Pandemia, como la llama el común, permita avanzar proyectos, lejitos de tanta cuarentena por zonas que frenan empleo. Detrás de la medida, no son pocos los negocios que aprovechan colas y confusiones para especular con precios. 

Se destaca que, en dos semanas pasadas, se destinaron 6 billones de pesos del Fondo Nacional Garantías, para inyectar capital de trabajo a reactivación manufacturera y, de confecciones, sin volcar más cuarentenas en Bogotá.

Lo importante es que las inversiones lleguen con ideas y obras para verlas a final de 2020 – por ejemplo, en favor de Chocó y, Cauca, con regiones, sumidas al estilo del siglo pasado.

Otra cosa es la frenada comercial que afecta a las comunidades de ciudades y departamentos, donde hay condiciones para impulsar economía, en medio de desempleo y de pobreza, esperando apoyo.

Y ojalá, sin catarata promesera, alcaldes, gobernadores y demás dirigencia guarden mesura. Que no sea exhibicionistas, por mostrar que hay gobierno haciendo cosas.

 Al margen de cuarentenas en ciudades, el control en salud pública para evitar contaminación no debe borrar funcionamiento laboral urbano, cerrando puertas.   

Parte del objetivo ahora debe ser recuperar personas e instituciones sociales con salud y trabajo. Por ejemplo, las -Mipymes- ofrecen labores a mujeres y hombres, agobiados sin recursos.

 Y que se vea, al menos, el anticipo del ministro de Trabajo, quien promete presentar Ley al Congreso, para que el Teletrabajo sea fuente económica, para cumplir a cerca de 4 millones de desempleados en pandemia. 

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *